Un ‘Menú Fetiche’ que seduce

TARTAR DE ATÚN ROJO | COCINA DE MERCADO | SEDUCCIÓN A LA CARTA

01 Dic Un ‘Menú Fetiche’ que seduce

LA MODA Y LA COCINA SE COMPAGINAN EN SEDUCCIÓN A LA CARTA

El recinto gastronómico de moda se viste con la lencería de Lily Blossom

La exhibición de moda se acompaña de un estimulante menú, diseñado exclusivamente para estos meses

Que la moda y la gastronomía iban de la mano en Seducción a la Carta se veía venir.
Ahora, se confirma mediante la siempre sugerente lencería de la diseñadora Lily Blossom y acompaña al comensal del restaurante durante los meses de noviembre y diciembre. Los maniquís alimentan la mirada, mientras el paladar se deleita con el ‘Menú Fetiche’, creado especialmente para compartir la estimulante colección.

El menú fetiche, de 45 euros, consta de 5 selectos platos que una vez más ponen de manifiesto la calidad culinaria y el esmero en el servicio del nuevo restaurante del madrileño barrio de Tetuán.

Una terrina de foie y reducción de arándanos, los seductores huevos con carabineros y trufas, que siempre son una sugerencia segura, el ya célebre tartar de atún rojo, un jugoso solomillo a la parrilla y el audaz pastel de 5 quesos, relleno de tomate y albahaca, hacen un recorrido por las principales especialidades de la carta, e incluye un maridaje por copas de una selección de vinos que incluye Champagne Ayala Brut, blanco Louro Do Bolo, tinto de Arbayún y Raíz de Guzmán.

Platos y bebidas combinan a la perfección con la decoración del recinto industrial chic de Seducción a la Carta, vestido ahora por Lily Blossom, una diseñadora que se ha consolidado como uno de los referentes en el mundo de la lencería, con unas prendas de ensueño que mediante transparencias, matices cromáticos y detalles enriquecen un espacio que respira erotismo y buen gusto.

Seducción a la Carta es un restaurante que llega a los comensales estimulando todos sus sentidos al conectar de forma equilibrada la excelencia gastronómica con el arte y la moda, un lugar desenfadado y casual que, además de destino culinario de calidad, se posiciona como territorio de tapeo, copas y after work, como sugiere su apetitosa carta de cócteles.